Las condiciones que se han dado hoy en la ría de Pontevedra, con un viento prácticamente inexistente y muy inestable, impidieron que se pudiesen disputar las pruebas programadas para esta segunda jornada del Mundial.

Mañana jueves, la flota retomará la competición a partir de las 13:00 horas.

Día largo en aguas de Sanxenxo para la flota participante en el Xacobeo 6mR Worlds. El viento, sin apenas intensidad y muy variable durante toda la jornada, complicó este miércoles el trabajo del comité de regatas impidiendo que se pudiesen completar nuevas pruebas para los 40 barcos que se disputan el título mundial. Bribon 500 en Clásicos y Momo en Open -líderes tras la jornada de ayer- continúan un día más al frente de la general y a la espera de que mañana jueves se retome la competición en la ría de Pontevedra.

Pasadas las 11:30 horas el comité de regatas y la flota se echaban al agua para dirigirse en primer lugar hacia el campo de regatas de Ons, donde inicialmente parecía que podría haber mejores condiciones. Con el paso de las horas, y después de haberlo intentado también sin éxito frente a Sanxenxo, el comité tomaba la decisión de dar por finalizada la jornada.

©SailingShots by María Muiña Photography

A su regreso a los pantalanes, Jano Martín, oficial principal del Xacobeo 6mR Worlds, explicaba: “Por la mañana salimos al campo de regatas 1, el de Ons, convencidos de que podría haber durante una o dos horas un viento del noroeste a partir de las 13:00 horas, y aunque se adelantó y llegó a haber entre doce y catorce nudos, apenas duró media hora. A partir de ahí estuvimos cubriendo también la otra área de regatas y con cada brisa que soplaba intentamos montar el campo, pero el viento acabó yéndose de nuevo”.

Lo intentó, sin duda, el comité hasta que finalmente a las 17:30 horas se dio por suspendida la jornada. “Estuvimos esperando hasta el final por si entraba algo de viento que permitiese completar al menos una manga, pero no ha habido suerte”, finalizó Martín.

Por su parte Pedro Campos afirmaba que “tuvimos dos momentos en los que hubo viento de hasta doce nudos, pero no duraron más de veinte o veinticinco minutos y necesitamos entre una hora y media y dos horas para hacer una regata de un Mundial”.

Con todavía tres jornadas de regata por delante, el presidente del Real Club Náutico de Sanxenxo y defensor del título con el Bribon 500 también aprovechó para hacer una valoración general, afirmando que “la verdad es que la gente está muy contenta, ayer fue un día de regatas fantástico y la organización en tierra también está yendo muy bien. El village está lleno hasta arriba, lo que sin duda es la mejor prueba de que les encanta”.

Mañana jueves, si el viento lo permite, la flota retomará la competición a las 13:00 horas.